Laurence J. Peter y Raymond Hull – El Principio de Peter (PDF) Gratis

Laurence J. Peter y Raymond Hull – El Principio de Peter (PDF) Gratis

Laurence J. Peter y Raymond Hull – El Principio de Peter (PDF) Gratis
Laurence J. Peter y Raymond Hull – El Principio de Peter (PDF) Gratis

Introduccion del Libro Laurence J. Peter y Raymond Hull – El Principio de Peter (PDF) Gratis

Como escritor y periodista, he tenido excepcionales oportunidades de estudiar las actividades de la sociedad civilizada. He investigado y escrito acerca del Gobierno, la industria, los negocios, la educación y las artes. He hablado, Y escuchado atentamente, con miembros de muchos oficios y profesiones, con personas de todas las clases sociales.

He observado que, con raras excepciones, los hombres manejan chapuceramente sus asuntos. Por todas partes veo incompetencia pujante, incompetencia triunfante.

He visto un puente de mil doscientos metros de longitud desplomarse y caer al mar porque, pese a repetidas revisiones y verificaciones, alguien había frangollado el plano de un pilar sustentador.

He visto a urbanistas supervisar el desarrollo de una ciudad en la zona de crecidas de un gran río, donde es seguro que se verá sometida a inundaciones periódicas.

No hace mucho leí la noticia del derrumbamiento de tres gigantescas forres refrigeradoras de una central eléctrica británica: costaron un millón de dólares cada una, pero no eran lo bastante sólidas para resistir un fuerte golpe de viento.

Observé con interés que al terminarse la construcción del estadio cubierto de béisbol de Houston, Texas, se descubrió que resultaba particularmente inapropiado para la práctica de ese deporte: los días de sol, los jugadores no podían ver la pelota al quedar deslumbrados por el resplandor de las claraboyas.

Advierto que los fabricantes de aparatos electrodomésticos tienen por norma el establecimiento de delegaciones regionales de servicio, en la expectativa justificada por la experiencia, de que muchos de sus aparatos se estropeen durante el plazo de garantía.

Habiendo escuchado las quejas de innumerables automovilistas sobre los defectos hallados en sus coches nuevos, no me sorprendió enterarme de que se ha comprobado que aproximadamente la quinta parte de los automóviles producidos por las principales fábricas en los últimos años tienen defectos de fabricación potencialmente peligrosos.

No quisiera que se me tomara por un resentido ultra conservador que clama contra los hombres y las cosas contemporáneas sólo porque son contemporáneos. La incompetencia no conoce barreras de tiempo ni de lugar.

Macaulay da una imagen, tomada de un informe de Samuel Pepys, de la Armada británica en 1684. «La administración naval era un prodigio de despilfarro, corrupción, ignorancia e indolencia… no podía fiarse de ningún cálculo… no se cumplía ningún contrato… no se ejercitaba ninguna autoridad… Algunos de los nuevos buques de guerra estaban tan podridos que, a menos que fuesen rápidamente reparados, se hundirían antes de soltar amarras. Los marineros recibían su paga con tan poca puntualidad que se daban por contentos si encontraban algún usurero que les comprara sus vales con un cuarenta por ciento de descuento. La mayoría de los navíos en servicio se hallaban al mando de hombres carentes de conocimientos marítimos.»

Título: El Principio de Peter (PDF) Gratis
Autores: Laurence J. Peter y Raymond Hull
Tipo: Libro
Idioma: Español
Peso: 2.3 MB
Formato:PDF

LINKS DE DESCARGA:

personas han descargado este documento

Review Overview

0%

User Rating: No Ratings Yet !

Te puede interesar:

Historia de la filosofía sin temor ni temblor PDF Gratis Fernando Savater

Historia de la filosofía sin temor ni temblor PDF Gratis Fernando Savater

Descargar Historia de la filosofía sin temor ni temblor PDF Gratis Fernando Savater Historia de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.